Los colchoneros intentarán recuperarse de su última derrota

El partido de este próximo fin de semana entre el Atlético de Madrid y el Getafe es uno de los que tienen trampa. En especial, después de las jornadas de descanso por las fiestas navideñas. Porque casi siempre se suelen producir importantes sorpresas. Y porque no puede ser esta que se desarrollará en el Wanda Metropolitano.

A pesar de que los rojiblancos han perdido su último partido contra un débil Español, siguen en el segundo puesto de la tabla clasificatoria. Como principal alternativa a un victorioso e imbatido Barcelona. Es cierto que los jugadores de Simeone parten en principio como claros favoritos para llevarse los tres puntos. Pero conociendo la historia de este club no puede descartarse ninguna sorpresa este fin semana.

Sin Diego Costa ni Vitolo en el once titular

costaDe cualquier forma, los rojiblancos no podrán contar con la presencia de sus flamantes fichajes. Tanto Diego Costa como Vitolo no estarán en disposición de buscar un nuevo triunfo. Otra vez la responsabilidad recaerá en la categoría que representa el francés Griezman. Con la duda de quién será su acompañante, si Gameiro o Fernando Torres. Aunque desde luego todo su juego dependerá de la estrategia defensiva que nunca falla. Será en cualquier caso un  partido mucho más competido de lo esperado por los aficionados.

Un buen Getafe que puede dar la gran sorpresa

Enfrente estará una de las grandes revelaciones de la temporada como es el Getafe. Su entrenador, Pepe Bordalás ha sabido imprimir un estilo de juego muy  acorde con las características de sus jugadores. No tienen una gran estrella, pero aportan un juego en bloque que le hace muy complicado la estrategia a los equipos rivales. Hasta el punto de que es uno de los equipos que más sorpresas está dando en la actual temporada de la liga española.

Además, todavía tienes aspiraciones para colocarse en puestos que den acceso a las competiciones europeas. Contempla una línea defensiva que se está constituyendo como una de las más sólidas de la división de honor. En donde es muy complicado que encajen un gol en cada uno de los partidos que vienen disputando hasta estos momentos. De esta forma, cualquier cosa puede pasar en el Wanda después de Navidad.