El Madrid intentará romper la mala racha

Nada mejor que un partido en el Champions League para recuperarse de la monumental sorpresa que ha deparado la tercera jornada de la liga española.

El Madrid intentará romper la mala racha de los últimos dos empates en casa cosechados por los blancos.

Mucho más cuando el rival es una de las “peritas en dulce”” que hay en esta competición continental. Como es en este caso el Apoel de Nicosia. Si hay un partido claro en los pronósticos de este trofeo es, sin lugar a dudas, este enfrentamiento. Mas aún siendo en el Santiago Bernabéu. No solamente será proclive a un triunfo madridista, sino para que pueda producirse una goleada de auténtico escándalo. Por muy malo que esté planteando las estrategia de estos últimos partidos por parte de Zidane. Con toda seguridad que los goles harán acto de presencia durante los noventa.

Presencia Cr7 con la que el Madrid intentará romper la mala racha

Será un escenario en el que estará la gran estrella merengue: CR7, después de estar sancionado en la competición nacional. Hasta el punto que puede tener en el mejor de los escenarios para incrementar su cuenta goleadora en las competiciones internacionales. Además, saldrán al césped algunas de las figuras que no jugaron el encuentro contra el Levante. Benzema o Kroos, entre algunas de las relevantes.

cr7 vs Apoel

De cualquier forma, hay una cosa bien segura y es que querrán desquitarse de sus últimos malos resultados en la división de oro nacional. Bajo ningún aspecto cabe alguna oportunidad para la sorpresa. No en vano, puede ser uno de los partidos con un guarismo más abultado.

El Apoel es uno de los equipos más modestos y tan solo destacan en su once inicial algunos jugadores balcánicos, aunque realmente no sean muy conocidos para los aficionados. Todo lo que sea encajar menos de cuatro goles será un éxito para ellos. Otro de sus objetivos consistirá en perforar la meta de Keylor Navas, pero poco más para este primer enfrentamiento en la máxima competición europea. No en vano, su sola presencia en Estadio Chamartín será considerada como un triunfo para sus aspiraciones para esta nueva temporada. Partido, en definitiva, sin ninguna trascendencia para los madridistas. Puro trámite que llevará que no tantos aficionados acudan en directo para contemplar las evoluciones de las estrellas blancas.