Saltar al contenido

El Barca ante uno de los partidos más complicados de la temporada

real sociedad

San Sebastián no es precisamente un destino cómodo para los jugadores de Ernesto Valverde. Sino más bien todo lo contrario, tal y como se ha puesto de manifiesto en las últimas temporadas. En donde han llegado ya a perder más de un partido ya que el conjunto donostiarra parece que le tiene cogida a la medida a los catalanes. Este año no tiene por qué cambiar el escenario y es un encuentro de alto riesgo para los líderes destacados de la liga española.

Desde luego que no sería una gran sorpresa que los tres puntos se quedasen en el País Vasco. Ni mucho menos ya que solo mejoraría la rentabilidad de las apuestas por partes de los aficionados. En cualquier caso es uno de esos partidos en donde se puede disfrutar del juego de una u otra escuadra. Entre otras razones porque siempre lo han hecho y ya no es momento para cambiar estas tradiciones futbolísticas.

Los culés jugarán sin la presión de los puntos

messiEl Barca se presenta sin necesidad de puntuar, a diferencia de otras temporadas en donde se estaba jugando el título de liga, habitualmente en su enfrentamiento con el Real Madrid. En estos momentos está situación no está presente no por asomo. Tiene media liga en sus vitrinas y por este motivo jugarán sin tanta presión como antes. Una razón que puede ayudarles a seguir en la competición nacional. Con la aportación decisiva como siempre de Lionel Messi. El mejor pasaporte para conseguir su objetivo en la visita a San Sebastián.

Contra la Real Sociedad de Eusebio Sacristán

Enfrente está un conjunto que está entrenado por un viejo conocido por parte de los barcelonistas como Eusebio Sacristán. Ha generado un equipo muy competitivo y que no tiene miedo a ningún rival aunque este se llama Fútbol Club Barcelona. Parte de una seguridad muy eficiente en si línea defensiva, en donde tiene como portero a una de las estrellas de esta liga como es Rulli.

Uno de sus objetivos en meterse en uno de los puestos que le den acceso a las competiciones europeas. Aún no han llegado pero a poco que la suerte ayude al equipo no hay ninguna duda de que los alcanzarán.