Saltar al contenido

Bueno, pues empezamos a hablar sobre algo tan básico como son los términos Back (a favor) y Lay (en contra).

Back, o lo que es lo mismo, apostar a favor, consiste en apostar una cantidad a favor de un equipo, piloto, jugador, resultado… A una determinada cuota. Es bastante simple, porque arriesgas el dinero que apuestas, y ganas el dinero que apuestas multiplicado por la cuota, como por ejemplo, vemos aquí, en un partido de otra temporada entre el Real Madrid y el Liverpool:

Como vemos, la casilla azul es la de apostar a favor, así pues, si apostamos en ese momento 10€ a favor del Liverpool, la situación sería la siguiente:

Arriesgamos: 10€

Podemos ganar: (Lo apostado * cuota) – Lo apostado = Beneficio de la apuesta. Es decir, en este caso: (10*2,46)-10= 14,6€ de beneficio en caso de que el Liverpool gane, a lo que hay que descontar el porcentaje sobre lo ganado que aplica Betfair. Y luego hay que sumarle lo que habíamos apostado inicialmente, que, en caso de ganar, claro está, lo recuperamos.

Ahora vamos a por algo un poco más complejo, pero no hay por qué temer… El Lay, o lo que es lo mismo, apostar en contra de algo… En este ejemplo, que un equipo no gana, es decir, que o pierde o empata. Veamos un ejemplo concreto con el mismo partido:

Realmente, el Lay funciona completamente al revés que el Back. Es decir, no apostamos lo que queremos arriesgar, sino lo que queremos ganar… Por ejemplo, si queremos ganar 10€ con una apuesta Lay, apostaremos 10€… Pero los riesgos se multiplican, veamos:

En este caso, vamos a apostar a que el Liverpool NO GANA, es decir, o gana el Madrid, o empatan.

Queremos ganar 10€ con la apuesta, por eso, nuestra ganancia potencial son 10€.

Lo que hay que explicar son los riesgos, porque, para ganar esos 10€ arriesgamos: (Lo que queremos ganar*cuota) – Lo que queremos ganar = Riesgo. En este caso: (10*2.48)-10= 14.80€ que arriesgamos.

En resumen, con el Lay, apostamos lo que queremos ganar, no lo que queremos arriesgar, así que, en este caso, la cuota sirve para calcular lo que arriesgamos. En este caso, arriesgamos 14,80€ para ganar 10€.

Las ventajas de apostar en contra de un resultado es que nos permite cubrir apuestas que de otra forma serían imposibles. La básica es apostar en contra de ganador local en fútbol, el X2, esta apuesta suele estar disponible en otras casas de apuestas. Pero apostar en contra del 1-0 no tanto y es algo que podemos hacer en cualquier momento del partido con betfair.