Los Suns reciben a los Memphis con ambos clubes a la baja

La participación del pivot español Marc Gasol se constituirá en uno de los principales para seguir este partido de la NBA durante el periodo navideño. No puede olvidarse que ambos equipos están luchando para no ser el último de la temporada regular. Su periplo en la liga está siendo claramente decepcionante para ambos. No en vano, contaban con mejores perspectivas en sus aspiraciones. Incluso en el caso de los Grizzlies hasta para jugar los partidos de play off.

Desde luego que no están mostrando el nivel de juego que requieren sus plantillas. En este sentido, no hay ningún favorito para llevarse este devaluado partido entre dos de los colistas de la liga de baloncesto de Estados Unidos.

Muchos problemas en los Memphis Grizzlies

gasolEl conjunto de la franquicia de Tennesse no está dando una a derechas en esta temporada. Perdiendo uno y otro partido, por muy bien que jueguen en algunos de ellos. La actuación de Marc Gasol por otra parte tampoco está siendo la esperada. No es extraño que incluso se esté especulando con una próxima salida para la próxima temporada. Además, sus compañeros de equipo tampoco le están ayudando para resolver algunos de sus partidos más comprometidos. Se habla de enfrentamientos entre algunas de sus relevantes figuras.

El Phoenix Suns sigue bajo una pobreza de juego muy alta

No es mejor la situación por la que está atravesando el conjunto de California. Sus nuevos fichajes no están dando el juego que se esperaba de ellos. Por este motivo se han visto abocados para luchar por no ser el último equipo de la División Oeste. Luchando precisamente contra si rival de esta semana, el Grizzlies. No en vano, ya han dado la temporada por pérdida y ya están planificando la próxima temporada. En donde podrían incorporar alguna que otra estrella de la NBA.

No puede olvidarse que ahora en el conjunto californiano ya no funciona ni el juego de ataque que era una señal de identidad en anteriores temporadas. Su capacidad anotadora ya no está siendo tan potente al aportar unos guarismos más modestos que antes. Un factor del que puede aprovecharse el equipo de Marc Gasol. De cualquier forma, se presenta como un partido muy equilibrado por la mediocridad de ambas cincos.