Los dos equipos de Texas, frente a frente

Si hay en estos momentos un partido de especial relevancia en la temporada regular de la NBA ese no es otro que el enfrentamiento entre Houston Rockets y San Antonio Spurs. O lo que es lo mismo, los dos equipos más poderosos del estado de Texas. Pero con una importante novedad en esta ocasión y es que el equipo mejor situado en la clasificación general es el ubicado en la sede de la NASA. Hacía mucho tiempo que no se daba esta situación y este es uno de los principales motivos para hacer mucho más atractivo este partido.

Además, son dos de los clubes favoritos para llevarse el anillo de la NBA a las vitrinas de sus despachos. Todo ello hace completamente imprevisible que pueda considerarse como claro favorito a algunos de ellos. Si no que por el contrario, la igualdad será el denominador común de este evento deportivo. No en vano, su rivalidad en las canchas puede romper cualquier clase de pronóstico sobre el ganador del match.

San Antonio Spurs no llega muy fino al derbi

gasolEn cualquier caso, los compañeros de Pau Gasol no acudirán a esta cita con el mejor baloncesto en la mejor de sus condiciones. Sino que por el contrario, están sufriendo más derrotas de las esperadas en este momento justo de la competición. Aunque es de esperar que a partir de estos momentos afinen su puesta a punto pensando en los play offs a los que acudirán con toda seguridad. En este sentido, no queda más remedio que darles de nuevo un voto de confianza para ver si pueden llevarse los puntos de este enfrentamiento local.

Mike D,Antoni está imprimiendo carácter a Houston

El entrenador de los Houston Rockets es el principal activo de este equipo. Hasta el punto de haber confeccionado una platilla muy competitiva y que este año aspira a todo. Por primera vez en muchos ejercicios de la liga regular de la NBA. Debe ser un motivo más que suficiente como para no teman por sus hermanos mayores de Texas.

Están muy compenetrados y en esta temporada no tiene miedo a nadie, ni tan siquiera a los San Antonio Spurs. Su ajuste atacante hace estragos en la defensa de los rivales.