Saltar al contenido

Golden State Warrions ante uno de sus rivales malditos: los Clippers

golden

Este año los Reyes Magos traen un regalo muy especial a la temporada de la NBA. Nada menos que uno de los duelos más importantes en la División Oeste de los Estados Unidos. El enfrentamiento entre los Ángeles Clippers y Golden State Warrions. Si no fuera por la mala campaña que está llevando el equipo de California, sería un partido muy igualado.

Pero en esta ocasión, su rendimiento no está siendo el esperado por los aficionados del baloncesto. Este es uno de los principales motivos por lo que el actual poseedor del anillo de la NBA es el claro favorito para llevarse los puntos en esta corta visita a Los Ángeles. De cualquier forma, será un espectáculo muy vistoso para los amantes a este deporte. No en vano, ambos clubes son partidarios de ese juego ofensivo que gusta a todo el mundo.

Los Golden mantienen una racha ganadora

Los jugadores de San Francisco llegan a este encuentro en el primer puesto de la liga regular. Con unas sensaciones en su juego que van creciendo partido a partido. Hasta el punto que todo parece que sus estrellas se están acoplando al sistema de juego que desea su entrenador para esta nueva temporada. No les generaría muchos problemas que perdiesen este partido, pero su racha victoriosa de triunfos parece que no contempla esta posibilidad. Su sed de triunfos no conoce límites, en especial cuando está presente su pivot, Kevin Durant.

Los Clippes es uno de los equipos que han venido a menos

paulDesde luego que no es el equipo de otras temporadas. No en vano, se están resintiendo de las muchas bajas que se han formalizado al inicio de la temporada. En especial, la de su base Paul que era una de las piezas fundamentales en el esquema de juego. No ha logrado conseguir un sustituto de su categoría y en este sentido se está resintiendo el juego interior del equipo.

Hasta el punto que hay una cierta descompensación en algunas de las líneas del equipo del oeste. Este es un factor muy relevante que le está haciendo perder más puntos de los habituales en otros periodos. Incluso ya está moviendo fichas para reestructurar su plantilla.