España se juega su pase a cuartos

España se juega su pase a semis

Llegó el momento de la verdad en el Eurobasket 2017 y España se juega su pase a cuartos contra los turcos y en Turquía.

A luchar contra un ambiente hostil

No es la mejor elección para un partido a vida y muerte: tendrá como escenario el suelo otomano.

Una noticia que puede ser muy preocupante para los intereses de Gasol y compañía. Se trata de una de las aficiones más calientes del continente europeo por la presión que ejerce contra sus rivales en la cancha. Pero enfrente está una selección curtida en mil batallas. Esto no debería afectarla este factor externo. España está considerada por los expertos en este deporte como gran favorita para encaramarse en lo más alto del pódium. No tendrá más remedio que sobreponerse a este escenario tan poco favorable para sus intereses. En donde la diferencia entre unos y otros jugadores debería bastar para salir airosos de este encuentro de la fase final del campeonato.

La selección española no solamente es Gasol

La selección nacional llega a este partido invicta tras haberse desarrollado la fase de grupos. Con buenas sensaciones en todos los jugadores, en especial la pareja que forman los hermanos Hernangómez. Pletóricos tras su paso por la NBA. Serán de mucha ayudara para que Pau Gasol pueda tener más minutos de descanso. Se trata de una selección que tradicionalmente ha ido de menos a más. De momento no han tenido un partido “tonto”. ¿Podrá ser este tan decisivo? Es el único miedo que depara este cruce contra los turcos y en un ambiente claramente hostil.

hermanos Hernangómez

Los otomanos, por el contrario, no es el conjunto de otros campeonatos ya que se sus principales figuras no están presentes en esta competición. De todas formas, sus integrantes proceden de clubes muy competitivos que han estado luchando por los títulos continentales hasta el final. Galasataray o Fenerbace son algunos de los más relevantes. Con una amplia experiencia en esta clase de encuentros tan decisivos. Otro de los peligros a los que se enfrenta el equipo de Scariolo es llegar a un final de partido muy igualado en donde puede pasar cualquier cosa.