Saltar al contenido

Cleveland Cavaliers viaja a Los Ángeles para enfrentarse a los Clippers

cleveland cavaliers

No le está saliendo muy bien la temporada para las huestes de Lebron James. Ni tan siquiera el cambio de jugadores les está ayudando a ganar partidos. Hasta el punto que está peligrando el primer y hasta segundo puesto de la clasificación en la División Este de la NBA. Desde luego que ya no pueden fallar y su camino pasa por llevarse los tres puntos en disputa ante Los Ángeles Clippers. En principio no parece una tarea imposible, pero como siempre dependerá de la actuación de la gran estrella de los Cleveland Cavaliers. En donde en esta ocasión puede que haga acto de presencia el gran base español Antonio Calderón.

Será, en definitiva, un partido del que dependerán muchas cosas y más allá de las derivadas sobre quien será el ganador de este partido. Con dos clubes muy aficionados a poder anotador de los tres puntos y que pueden abrumar al contrario con un número muy abultado de triples. De cualquier forma, el espectáculo está garantizado por el juego ofensivo que ofrecen los dos equipos de la NBA.

Cleveland no se encuentra en una dinámica ganadora

Decepcionante está siendo la campaña que está llevando a cabo el equipo del todo poderoso Lebron James. Hasta el punto que ya ha perdido muchos más partidos que en la temporada pasada. Y esto es algo que se está notando entre los jugadores, con más nerviosismo del habitual. Este partido puede ser una buena ocasión para constatar si realmente se invierte esta complicada tendencia en Cleveland Cavaliers. Más allá del factor suerte que es inherente a esta clase de partidos. Porque solamente con James no se ganará este más que comprometido partido en la NBA.

Los Clippers otro de los equipos venidos a menos

clippersNo muchos mejor le van las cosas a los californianos. Si no más bien lo contrario, muestran un juego muy apático que nada tiene que ver con el de otras temporadas. No en vano, ahora mismo son muy vulnerables, aunque sea en su propia cancha. Además, su afición está muy decepcionada y ya no anima a sus jugadores con la intensidad de otros años más felices para ellos. Ahora también tiene otra oportunidad para cambiar la historia.